Los vicios. Su solución

En el artículo anterior tratamos el tema del porqué es tan difícil liberarse de los vicios y llegamos a la conclusión de que es necesaria la fuerza de voluntad para imprimir una nueva conducta o hábito en el subconsciente. También dijimos que eso era similar a dar un golpe de estado en nuestras tendencias internas.

En este artículo vamos a desarrollar la situación.

Al igual que nacen los pueblos y las ciudades, de igual manera nacen internamente nuestros pueblos y ciudades, son las representadas por las distintas tendencias que surgen como consecuencia de los pensamientos, sentimientos y acciones.

Algunas tendencias son inestables y duran poco tiempo, llegando a desaparecer, otras surgen para apoyar a una tendencia reinante y son llamadas “pastores”. En la Biblia los pastores siguen a la tendencia reinante, en este caso a Herodes. Son tendencias que jamás van a reinar, pero son necesarias pues cuidan de los rebaños internos. Son las tendencias que manejan las pasiones, simbolizadas por los ganados.

Sin embargo hay otro tipo de tendencias que llegan a ser coronadas. Son los reyes.

Estos han surgido en principio por herencia de otras tendencias anteriores, pero los primeros surgen por una impresión de la voluntad en el subconsciente, y por una repetición continuada de pensamientos, sentimientos y acciones. Este comportamiento imprime a fuego en el subconsciente una voluntad a la que este se ve forzado a servir, ya que el subconsciente no entiende de razones lógicas o ilógicas, buenas o malas.

Por eso cuando por una conducta dirigida a un vicio obligamos al subconsciente a aceptar ese vicio, el subconsciente entiende que ese vicio es necesario y hará todo lo posible por hacernos llegar ese vicio.

Es decir en el vicio de fumar, al principio hay un rechazo, pero después de un cierto tiempo, ya no solo no sentimos rechazo, sino que sentimos placer…

Nuestro subconsciente nos engaña haciéndonos creer que el cigarrillo después de las comidas es fuente de placer, que con una copa es fuente de placer, que después de…. es fuente de placer, y así sin darnos cuenta adoramos a esa tendencia que nos gobierna y oprime.

¿Cuál es entonces la solución?

Simple y llanamente dar un golpe de estado. Pero ¿Cómo? Con la misma fuerza de voluntad que imprimimos al principio en el subconsciente la necesidad del vicio.

Es necesario tener fuerza de voluntad y constancia para poder derrocar a esa tendencia coronada.

Pero para tener fuerza de voluntad hay que buscar en otro lado. No se puede derrocar a una tendencia con las mismas fuerzas que le apoyan. Se necesita una nueva comprensión de la realidad y una nueva fuerza de voluntad.

Si escuchas Tu Voz Interior descubrirás esa nueva comprensión y podrás utilizar la nueva fuerza de voluntad necesaria para imprimir en el subconsciente una nueva virtud que acabará con el vicio definitivamente.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en autoayuda, desarrollo espiritual, meditacion y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Los vicios. Su solución

  1. Capeta dijo:

    Los vicios vienen como invitados, se alojan como huéspedes y se quedan como amos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s